Esplendor Geométrico @ Apolo [2], Bcn (15/01/09)

Arturo Lanz (foto: Domingo Gris)

La de Esplendor Geométrico debe ser una de las historias más singulares y desconocidas de la música española, y del mundo. Resumiendo su biografía, el grupo se formó cuando tres de los miembros de Aviador Dro, Arturo Lanz, Gabriel Riaza y Juan Carlos Sastre, se desmarcaron de la línea pop del grupo creando Esplendor Geométrico y pasaron de versionar La modelo de Kraftwerk a hacer ruido. Influidos por la música industrial de Throbbing Gristle, en 1981 publicaron su primer single “Necrosis en la Poya”, gracias a la aportación de un mecenas desconocido. En España ni tuvieron reconocimiento, ni lo buscaron, pero sí en la escena industrial europea. Su influencia fue reconocida a partir de los 90 por artistas como Aphex Twin, Pan Sonic, Surgeon o The Hacker. De estética soviética y provocadora, opinaban sobre su relación con el público en 1985: “No queremos crear ningún tipo de comunicación. Sobre todo ningún tipo de sentimiento! No tenemos pretensiones ni proposiciones. Hacemos lo que nos gusta sin ninguna consideración previa ni subsecuente”.

Además de la imagen provocadora, y de su música, ritmos repetitivos y ruido, sus propias trayectorias se prestaban a la leyenda con mayor o menor exageración, si una decía que uno de sus miembros trabajaba en un cárcel en África, en la realidad era funcionario de prisiones en Melilla. Aunque la más divertida es la de Arturo Lanz, el alma mater de Esplendor Geométrico, historiador, teniente del ejército y espía. Las dos primeras eran verdad y queríamos creer en la tercera hasta que Jesús Brotons se lo preguntó el miércoles pasado: “No, pero conocozco a varios”, respondió. El mito se basaba en que Arturo Lanz se había ido a vivir a Pekín y aparecía como agregado en la embajada, pero no es espía, es funcionario, está casado con una mujer china y tiene dos restaurantes de cocina española, donde la selección española de basket celebró la plata en las olimpiadas.

Lanz es el único miembro activo de la formación original, sumándose el italiano Saverio Evangelista en 1990. Desde Geometrik Records Andrés Noarbe ha mantenido el flujo de publicaciones del grupo, con recopilatorios, reediciones y conciertos. Y siguen trabajando, para Arturo Lanz hacer música es olvidarse de todo y no pensar, lo necesita. Nos lo explicó antes del concierto en la grabación de Crossfader para Scannerfm.com, su principal motivación para actuar en directo es poder escuchar su música al volumen máximo, y lo haría más a menudo si no fuera porque sólo puede cuando tiene vacaciones.

Dice Lanz en RWM que lo suyo no es arte, que no tiene la sensibilidad para la belleza y no le interesa: “lo mío es físico antes que intelectual. Me sale de forma natural”. La experiencia de Esplendor Geométrico en directo es aturdidora, generadora brutal de vacío, y de paz. En 30 años su música apenas ha cambiado, excepto en la aportación de Saverio Evangelista, más joven, y del que suponemos que escucha música más allá de Esplendor, no como Arturo, que en todo este tiempo no ha evolucionado, aunque no lo necesita porque su música sale de las entrañas: “Es tribal, pero no sé de qué tribu”.

Esplendor Geométrico @ Radio Web Macba (monográfico con Arturo Lanz, Andrés Noarbe y Francisco López) y Scannerfm.com (entrevista)
Caprichos de Apolo /
Geometrik Records