Stieg Larsson, Los hombres que no amaban a las mujeres

Escribía Elvira Lindo en El País sobre Stieg Larsson, autor de Los hombres que no amaban a las mujeres. Defiende de las críticas, con toda la razón, al Larsson periodista convertido en escritor, el que escribía por las noches en secreto y que murió de un infarto al poco de entregar la tercera novela de la saga Millenium. ¡Novela negra! ¡1500 páginas! ¡Éxito en la Feria de Frankfurt! “Está agotado. No sé que les ha dado con este libro, la novela negra está de moda”, me dijo la dependienta de El Corte Inglés.

Quería desquitarme de otro sueco policiaco, Hennig Mankell. Su última novela, El Chino, es espectacular en el arranque pero la intriga se diluye en una reflexión sobre el idealismo comunista que se hace muy larga. Larsson no se va por los cerros de Úbeda, por mucho que su personaje quiera salvar el mundo, y tampoco es pretencioso en su literatura. Comentaba con varios amigos que su éxito internacional debe ser parecido al que tuviera Carlos Ruiz Zafón con La sombra del viento, en ambos cuesta encontrar un porqué. ¿Es el libro que se lee ahora en el metro?

Larsson no es “vaporoso”, es sencillo y ordenado. Pero no me creo a los personajes – ¿no es Lisbeth Salander un machihembrado de topicazos? -, tampoco las relaciones entre ellos. El planteamiento de la trama es interesante pero hubiera cambiado a Michael Blomqvist por Sherlock Holmes, lo habría resuelto cuatrocientas páginas antes.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s