Meme

¿Cuantos amigos o conocidos tuyos han empezado un blog después de haberos conocido?, pregunta Carlos Guadián.

Tres, respondo.

Superoscuro, Error interno e Inquietudes. Pondré un extracto de cada uno:

Cuando te odien, te critiquen y se burlen. Cuando te digan que estás perdido, que lo has hecho mal, que te equivocas. Cuando te expliquen cómo debías haberlo hecho, en qué fallaste, que puedes arreglarlo. Cuando te hablen desde arriba. Entonces, sólo entonces, sabrás que acertaste. Superoscuro

A pesar de tantos esfuerzos y tanta gente motivada por la modernidad, en la historia de este país han fallado ya tantísimos ilustrados que ya no sé si es que el español es, per se, tan facilmente manipulable y borrego, o si realmente hay alguna posibilidad de avanzar. Error interno

Paso la tarde en San Telmo. Busco un boliche donde disfrutar de una nueva exhibición barcelonista. No lo consigo. El futbol argentino y la desidia del emigrante catalán conspiran en mi contra. Inquietudes

Y pronto me gustaría poder añadir a esta lista a Roi, hablando de agujeros negros, y a Llorenç, escribiendo sobre Pla, reggaeton, apnea o lo que le de la gana.

El mejor episodio

Me envía Andrés un enlace a un ranking de los mejores episodios de serie de televisión de 2008, según la revista Time, que ha elegido ‘The Constant’, el 5º episodio de la 4ª temporada de Lost como el mejor. Es el mismo que él me indicó cuando vio la serie un par de meses antes que yo: “qué bonito, qué mierda”, creo que me dijo. Coincido plenamente. Desmond David Hume (en la imagen), ese preclaro, esa desgracia permanente que se esfuma con la voz de Penny.

Spoiler: Este vídeo es de una escena de la 4ª temporada, pero como probablemente no empezarás a ver Lost, no importa, incluso quizás te motive para hacerlo aunque no entiendas nada.

Comparten lista con Lost otros episodios de The Shield, elegida como mejor serie, The Wire, In Treatmen, y Mad Men, de la que espacio los episodios tanto como puedo para no terminarla.

En Time.com ‘The top ten everything of 2008’ hay infinidad de listas y tiempo que perder, pero aprovecho para rescatar un tema que cierra la lista de mejores canciones: ‘Going on’, de Gnarls Barkley. Según Josh Tyrangiel, que firma el artículo: “‘Going On’ is just a sweet soul song about moving past a relationship without bitterness (“May my love lift you up to the place you belong/ But I’m going on”). Still, it’s hardly dull. Danger Mouse fills the track with little quarks and shooting stars that rotate deferentially around Cee-Lo’s interplanetary vocals. If that’s not weird enough for you, at least they made a strange video”:

The Shield

A mi amigo Richard le gustan las armas, las persecuciones, los justicieros y los policías, de hecho le gustaría ser policía pero no puede. Cuando estudiábamos fuímos al cine varios miércoles, una semana elegía él, y otra yo, él escogió Blade II y SWAT. Me parecieron horribles, especialmente Blade II, de Guillermo del Toro, fue la vez que lo he pasado peor en un cine, seguida de El Laberinto del Fauno, del mismo director. Las películas que yo escogí eran tan buenas que ni me acuerdo. Pero tras años de desencuentros hemos coincidido en la misma serie, The Shield.

Ambientada en Farmington, un distrito marginal de Los Angeles, The Shield es una serie policiaca inspirada en la propia experiencia de su creador Shawn Ryan y su interés por mostrar la violencia de la ciudad. Producida por FX, The Shield es una de las series más cercanas al nivel de las producciones de HBO (The Sopranos, The Wire…), aunque más macarra. Además de una trama principal por temporada, en los episodios se suceden subtramas de la actividad policial y personal de sus personajes. No tiene más complicación, el guión es ágil y tiene un estilo propio. Explica Shawn Ryan, por ejemplo, que utilizan la cámara al hombro para que el espectador participe de la acción, además de imagen con grano y planos desenfocados. A veces, incluso, no dan instrucciones a los cámaras para que sean ellos quienes improvisen en función de la acción, o cambian el guión sin avisarles. También es importante en The Shield el sonido de ambiente de la calle y las localizaciones. Cuenta el productor Scott Brazil que cuando van a una localización, si es perfecta saben que no es para The Shield. Intentan ser realistas y buscan lo espontáneo de las situaciones, grabando con extras improvisados, como un payaso de feria borracho que se coló en el plano, o con policías reales, como en una escena memorable en la aduana de Mexico con funcionarios auténticos. Por decisión de su creador no aparecen policías comiendo donuts.

Vick Mackey es el protagonista de la serie, jefe del equipo de asalto, corrupto, capaz de tirarse de cabeza contra una valla de madera persiguiendo a un sospechoso que la acaba de saltar. Aunque hay varios personajes igual de interesantes, como David Aceveda, aspirante latino a la alcaldía de la ciudad e inspirado en el actual alcalde de Los Angeles, Antonio Villaraigosa; Dutch Wagenbach, divorciado de mediana edad, nacido en el medio-oeste y frustrado sexualmente, especialista en el análisis psicológico de los asesinos en serie; y John Kavanaugh, protagonista absoluto de la 5ª temporada e interpretado por un Forest Whitaker enorme, memorable, y tan inquietante como divertido: